Suscríbete a ORACIONES Y ANGELES
 
Alojado en egrupos.net

Oracion Angelical para ENFERMOS GRAVES

ORACION PARA ENFERMOS GRAVES


En el nombre de la presencia de Dios
Divino y Real Ser.

Invoco a los Ángeles de la curación,
Al quinto rayo de Dios,
Para que lleve  mi cuerpo

(También podemos decir el cuerpo
De otra persona que queramos ayudar)

Con la esencia de la curación
Hasta que toda la curación humana,
Su causa y núcleo,
Creada por  mí mismo

(O el nombre de la otra persona)

A toda la humanidad,
Sean reemplazadlo mediante la llama de la curación,
Reconstruyendo cada célula y órgano de mi cuero

(Se puede ¿decir el nombre de la otra persona)

A la salud perfecta

Que así sea amado Divino y Real Ser

COMO PEDIR A NUESTROS ANGELES

COMO PEDIR A NUESTROS ANGELES


Ya sabemos que cada ser humano tiene un ángel guardián, asignado el día de su nacimiento con la misión de proteger, guiar, enseñar, ayudar y acompañarlo. Además, podemos acudir a cualquiera o a todos los ángeles, arcángeles y genios zodiacales que necesitemos para cada ocasión especial.

Generalmente en la noche, antes de dormir, se acude a los ángeles para solicitar algo, orientación, guía, solución a algún asunto difícil, consejo o abracitos cuando se necesitan apapachos o amor. La respuesta puede llegar durante el sueño o en días siguientes, hay que estar muy atentos a las señales.

Porque muchas veces creemos que es casualidad recibir la respuesta, de parte de personas, algo que se escucha, se lee o llega por cualquier otro medio, pero es una casualidad, es la respuesta que dan los espíritus de luz a lo que les pedimos. ¿Encontró algo que se le había extraviado? Pues dele las gracias a los ángeles.

Cada vez que alguien menciona el pensamiento creativo, la mente universal, la fuerza de imaginar lo que se desea y de convertir los deseos en órdenes, se está refiriendo al quehacer de los ángeles, los especialistas en hacer realidad lo que necesitamos, que sea para nuestro bien. Hay que pedirles y ellos proveerán. Como en todo, hay que hacerlo con emoción y la certeza de que se cumplirá.

Se recomienda ser lo más precisos posibles en lo que se  solicita, pues si se pide “un coche rojo” seguramente llegará el sobrinito a regalarle un cochecito de juguete (usted no especificó qué marca, modelo, tipo). Si requiere “mucho dinero”, el universo angelical no tiene idea de cuánto es “mucho”. Si desea prosperidad y abundancia, debe especificar de qué, en qué cantidad y para cuál fecha debe recibirse.

Igualmente, la petición debe ser realista, pues si quiere casarse con el hombre más rico del mundo o la mujer más bella, lo más seguro es que no se lo concedan, a menos que esté dispuesto a tomar todas las medidas para lograrlo, como introducirse en sus círculos de amistades, etc.

¿Cómo hablar con sus ángeles? Pues como si fueran los hermanos mayores, con amor. No son necesarios ritos especiales. Puede hacerse a cualquier hora en cualquier lugar y para cualquier propósito. Ellos están a nuestro servicio.

Para recordar siempre: El único propósito del ser humano en esta vida debe ser alcanzar la felicidad plena y tiene derecho a conseguirla sin lastimar a los demás.

ACERCATE A LOS ANGELES

ACERCATE A LOS ANGELES


Mi luz ilumina el espacio infinito y hoy, como una presencia mágica, llego a tu vida para llenarte de paz. Ven y apóyate en mi pecho…

Aspira mi perfume y absorbe la dicha de esta visión angelical. Cierra los ojos… y observa… luces, colores, nubes de tornasol… y en el centro, brillante: ¡una aparición!

Yo Soy el Ángel que aparece en tu vida y traigo como encargo especial trasmitirte este mensaje de amor que te envía la Corte Celestial: «Acércate a los ángeles y la dicha, como magia, se esparcirá a tu alrededor. No tardes mucho… todos te queremos ayudar… queremos protegerte y velar por ti».


Ahora aspira otra vez profundamente y prolonga la aspiración. Recibe el día feliz. El éxito te espera… porque, ¿sabes?… hoy gozas de la protección angelical… y de todo mi Amor.…

El ANGEL DE LA OPORTUNIDAD

El ANGEL DE LA OPORTUNIDAD


El Ángel de la Oportunidad te recuerda que cuando eras un niño, tus padres o maestros te contaban maravillosas historias de hadas. En realidad, esos cuentos son reales. Solamente los niños recién llegados de la creación divina pueden entenderlos. Si te conectas con tu verdadero origen, con los poderes que tienes, puedes ver y reconocer a los espíritus de la luz que viven en la naturaleza. Este Ángel te explica que son energías vivientes que se llaman duendes, ondinas, salamandras, gnomos, hadas, y muchos otros que ayudan a crear el equilibrio en la naturaleza. Permanece observando a tu alrededor y recorre la vida infinita que amorosa y poderosamente te ofrece la presencia de los seres de luz. Si así lo haces, te reconocerás otra vez como un niño.


Afirma al invocar al ángel: “Bríndame las mejores oportunidades, porque ahora yo las puedo aprovechar y reconocer.”

TERCERA JERARQUIA ANGELICAL

TERCERA JERARQUIA ANGELICAL


Principados

Según el especialista Dionisio, los principados celestes «tienen la capacidad de orientarse plenamente hacia el Principio y como príncipes, guían a otros hacia Dios». En algunas pinturas aparecen vestidos también como guerreros o como diáconos, y sostienen una flor de lis. Su morada habitual son el reino vegetal y mineral, por eso se recomienda invocarlos al aire libre y con abundante vegetación.

Estas entidades tienen como principal misión cuidar a la Humanidad y la relación que mantienen entre sí los tres coros es de tipo jerárquico. El primer coro recibe directamente de Dios el Ser, el Bien, la Belleza, la Paz y la Perfección, y los entrega al segundo, quien a su vez los entrega al tercero.

Arcángeles

Los arcángeles son los oficiales del Cielo, los prí­ncipes del ejército de Dios, pero quien tiene la autoridad suprema es Miguel, aunque no podemos olvidar a sus lugartenientes Gabriel, Rafael y Uriel. Esos cuatro dirigentes son los encargados de organizar el Apocalipsis, la batalla cósmica final entre las fuerzas del mal y del bien, justo en las montañas de Armagedón, un lugar que también es mencionado como Megiddo.

Son también los que lucharon contra los demonios y tienen la característica de ser reconocidos individualmente y de ser llamados «santos».

Angeles


Son los más abundantes (Jesús los denominaba «legiones») y están divididos a su vez en dos grupos: los constructores y los custodios. Los primeros controlan todo lo referente al espíritu, el éter y los cuatro elementos básicos de la vida, mientras que los segundos se ocupan del ser humano y de la naturaleza. Los ángeles son los que complementan el conjunto jerárquico; ellos constituyen el grado inferior pues son quienes están más cerca de los hombres, los que se nos manifiestan, los que están cerca del mundo. Se representan también como simples soldados, vistiendo ligeras túnicas y pueden llevar velas

SEGUNDA JERARQUIA ANGELICAL

SEGUNDA JERARQUIA ANGELICAL



Dominaciones

Las dominaciones conocen perfectamente la obra de la creación y por ello delimitan el lugar en el cual se van a desarrollar los acontecimientos, creando leyes dinámicas y físicas para que esto pueda ser posible. Con estos seres todo el Universo está perfectamente sincronizado y en plena actividad. Parece ser que suelen llevar corona y cetro; a veces se les identifica porque visten como soldados y llevan una espada en la mano.

Además, son melancólicos y profundamente versados en los misterios de la creación, muy sensibles a los ambientes místicos, y están iluminados con velas blancas y perfumados con incienso y mirra.

Virtudes

Las virtudes materializan los deseos divinos y darán la forma, el color y el olor adecuado a cada cosa, y cuando esto sea así es cuando la incorporan al Universo.

Antes formaban parte de esa dimensión desconocida que no es el Cielo ni la Tierra y que esperaba su momento para manifestarse.

A las virtudes se les adjudica ser las portadoras de la gracia y el valor, y su deber principal es el de trabajar por los milagros en la tierra. Tradicionalmente se decía que los ángeles que presidieron la Ascensión de Jesús fueron virtudes, lo que parece confirmarse por el olor a incienso que rodeaba la tumba de Cristo.

Potestades

Las potestades proporcionan la energía a todos los seres vivos, eso que se menciona como el aura individual, y delimitan el tiempo que dispondrán de ella.


A los elementos más sutiles, etéreos, les infundirán una energí­a especial llamada «Karma» o «Prana», para que puedan manifestarse y efectuar su misión. También resulta difí­cil distinguirlas y en ocasiones suelen confundirse con las dominaciones aunque, en general, se dice que este orden de ángeles es el que gobierna las estrellas y los elementos de la naturaleza. Estos seres celestiales tienen la misión de cuidar el mundo en general.

PRIMERA JERARQUIA ANGELICAL

PRIMERA JERARQUIA ANGELICAL


Querubines

Los querubines, sabios o maestros celestiales, son igualmente criaturas celestiales aladas, aunque parece que no tienen el aspecto humano de los ángeles. Su misión no es pelear, sino guardar el árbol de la Ciencia del Bien y del Mal en el Jardín del Edén y servir de ilustración a la tapa del Arca de la Alianza, así como ser objeto de adorno en el templo de Salomón. Recogen la sabiduría de los Serafines y la distribuyen, delegando el trabajo concreto sobre otros ángeles, los discípulos. También conocemos su misión como acompañantes en el trono de Dios y en su vehículo, el carro alado de fuego. Se les reconoce como seres muy sabios, nada envidiosos y que son capaces de enseñar a quienes no saben, por lo que la posibilidad de que los humanos admitamos la presencia y el legado de Dios depende esencialmente de ellos. Se sienten atraídos por los juguetes, los dulces y los objetos de colores brillantes.

En el Génesis son descritos después del pecado de Adán y Eva: «Dios los expulsó del Paraíso… y puso delante del jardín del Edén un querubí­n que blandía flameante espada para guardar el camino del árbol de la vida» (Gen 3, 24).

Sobre los querubines, Dionisio Areopagita dice que su nombre significa «plenitud de conocimiento o rebosante de sabiduría a quienes su extrema inteligencia les permite conocer a Dios como ningún ser humano puede hacerlo».

El único rasgo iconográfico que distingue a los serafines de los querubines es su número de alas. Los primeros llevan seis alas y los segundos, sólo cuatro, y se dice que esta diferenciación está basada en la visión de Isaías (Is 6, 2-7).

Lo cierto es que la iconografía más común consiste en representarlos como un rostro rodeado de alas, cuatro o seis, según el caso, y a veces únicamente dos. Para muchos, estos seres celestiales que constantemente están en la presencia de Dios, no parecen tener misión terrenal alguna. Actualmente, la idea que muchos de nosotros tenemos cuando oímos la palabra «querubín» es la de un pequeño regordete de apenas dos años de edad con alas y aunque tiene una gran semejanza con el hombre, lo cierto es que se le describe con cuatro caras diferentes y dotado de cuatro alas. Ezequiel los describe como «criaturas vivientes» en el capí­tulo 1 y como «querubín» en el capítulo 10, pero se refiere al mismo ser.

 Serafines

Los serafines podrían ser la fuente de luz y calor para Dios, aunque son entes que no parecen gozar de un gran prestigio, pues solamente se les menciona en las escrituras en la visión de Isaías, describiéndoles como seres que están situados habitualmente encima del trono de Dios.

Su misión parece ser muy poética y las pocas referencias a ellos les mencionan como buenos cantantes, especialmente en loas a Dios. Se les atribuye una gran movilidad en torno al trono divino, generando calor y movimiento a su alrededor, aportando igualmente luz que nunca se apaga y que sirve para ahuyentar la oscuridad. La palabra deriva de seraph, que podría ser traducida como «serpiente», «quemar», «ardiente» e incluso «ruedas de fuego». Si existe una categoría en el Cielo ellos podrían ocupar la máxima posición, la más próxima al mismísimo Dios, pues es posible que no hayan sido creados a imagen y semejanza de Dios, como nosotros, sino que tengan parte o esencia de Dios, como hijos o hermanos. Esta semejanza les lleva a cuidar con esmero la obra de la creación y a que se les considere como los seres más bellos del Cielo y como aquellos que están por encima de las rencillas o problemas más mundanos.

Se caracterizan por el ardor con que aman las cosas divinas y por elevar a Dios los espíritus de menor jerarquía. Para atraerlos es conveniente leerles poesías o cuentos de hadas, ya que tienen una inocencia infantil.

Dionisio Areopagita dijo que los nombres dados a estas inteligencias celestes significan los modos distintos de recibir la impronta de Dios y que serafín equivale a decir inflamado o incandescente. Los serafines son considerados, según su idea, el orden mayor de la jerarquía celestial, los que rodean el trono de Dios y están en constante alabanza diciendo: «¡Santo, santo, santo…!» Son los ángeles del amor, de la luz y del fuego.

Tronos

Los tronos controlan el orden universal, analizan los resultados y permiten que todo ocurra en el momento y lugar preciso. Son los consejeros personales de Dios, impasibles, serenos y equilibrados, cuya misión celestial es lograr la paz y la calma que el lugar y sus moradores requieren. Al mismo tiempo, ejercen de personas justas, jueces, y libres de toda bajeza o iniquidad. Logran dar la máxima categoría de bondad y pureza al Cielo. También controlan el tiempo y el espacio para conseguir que cada cosa ocurra en el momento adecuado.

Dionisio Areopagita dice: «El nombre de los sublimes y más excelsos tronos indica que están muy por encima de toda deficiencia terrena… han entrado por completo a vivir para siempre de aquel que es el Altí­simo…».


Iconográficamente resulta difícil identificarlos, aunque Reau comenta que en ocasiones se ven como «ruedas» que conducen el carro de Dios. Al igual que los serafines y los querubines, su misión principal es contemplar a Dios y adorarlo.

MENADEL - El Angel Guardian de la SERENIDAD

ANGEL DE LA SERENIDAD


Es posible relacionar a este ángel con la serenidad y la paciencia, por lo cual es invocado para combatir las calumnias en nuestra contra, así como también para lograr establecer nuestra economía o mantener y mejorar nuestro estilo de vida. Las principales virtudes otorgadas por este ángel son la liberación y el renacimiento, por lo cual luego de un proceso espiritual, los nacidos bajo Ménadel logran superar los obstáculos con mayor facilidad que los demás. El proceso espiritual del que hacemos mención se refiere a la madurez, y suelen ser personas felices, pues logran alcanzar sus metas con eficacia y rapidez, sobre todo a nivel profesional.

Cualidades

Se trata de personas positivas, serenas y puras, las cuales pocas veces se dejan llevar por los vicios y la tentación. En caso de sentirse inconforme con algún tipo de sentimiento hacen lo posible para liberarse de el de forma rápida y segura. Evitan en lo posible los malentendidos y las discusiones con sus familiares, pues están conscientes de su temperamento y orgullo.

“Jehová, la habitación de tu casa he amado,
Y el lugar de la morada de tu gloria.”
Salmo 26, versículo 8

Propiedades

Tipo de ángel: Potencias
Príncipe: Kamael
Planeta: Mercurio
Color: Blanco, verde y gris
Planta: Anís, clavo y orégano
Metal: Mercurio
Piedra: Agua Marina
Maestro: Príncipe Uriel
Regencia: 10 de febrero, 24 de abril, 06 de julio, 17 de septiembre y 29 de noviembre
Nombre en hebreo: מֵנֻדַאֵל

Los nacidos entre el 18 y el 23 de septiembre lo han hecho bajo la influencia de Ménadel.

La invocación del ángel Ménadel se debe realizar entre las 11:40 y las 12:00 horas.

HAHAEL - El Angel de la Armonia

ANGEL DE LA ARMONIA


La invocación del ángel de la armonía se realiza en contra de las personas impías, aquellas que atacan nuestra religión y ejercen toda clase de calumnia en nuestra contra. Es sinónimo de fe, seguridad y esperanza. Comúnmente encontramos en imágenes al ángel Hahael con un trébol en la mano, lo cual no habla de la santísima trinidad, mientras que en la otra se le ve sosteniendo un cordero, el cual hace clara referencia a Dios y a la esperanza que nos otorga el Espíritu Santo. Este ángel representa la honestidad, la iluminación y la espiritualidad.

Cualidades

Aquellos que nacen bajo el influjo del ángel Hahahel se distinguen por ser pacientes, honestas y llenas de esperanza, por lo cual suelen ser excelentes consejeros y grandes pastores. Por otra parte su altruismo y capacidad de hacer el bien los caracteriza y destaca entre los demás, mientras que su generosidad y humildad los convierte en grandes religiosos.

“Libra mi alma, oh Jehová, del labio mentiroso,
Y de la lengua fraudulenta.”
Salmo 120, versículo 2.

Propiedades

Tipo de ángel: Virtudes
Príncipe: Raphael
Planeta: Júpiter
Color: Azul
Planta: Hinojo y eucalipto
Metal: Estaño
Piedra: Zafiro
Maestro: Hilarion
Regencia: 15 de febrero, 29 de abril, 11 de julio, 22 de septiembre y 04 de diciembre
Nombre en hebreo: הֵהֵהֵאֵל

Los nacidos entre el 14 y el 18 de octubre lo han hecho bajo la influencia de Hahael.
Es preciso realizar la invocación de este ángel entre las 13:20 y las 13:40 horas.

Oracion al CORO DE ANGELES

CORO ANGELICO


"Señor, que se haga tu Voluntad. Oh! Dios, que con misericordia te dignas prodigarnos los infinitos tesoros de tu amor, concédenos a nosotros tus siervos, por la intercesión de tus santos ángeles Tronos, la guía en el camino que tienes preparado para cada uno de tus hijos. Dios Todopoderoso, permite que tus enviados del Cielo: tus ángeles fulgurantes de gran poder, me asistan en mis emprendimientos con perseverancia y derramen energía vital para cumplir tus designios espirituales y concretos. Gloria a Ti. Amén."

Nuestros ANGELES GUARDIANES

ANGELES GUARDIANES


Los ángeles guardianes están siempre con nosotros, observadores de nuestras dificultades y solícitos ayudantes que alivian los dolores; son los profesores, maestros y compañeros amorosos. No podemos decir honestamente que les hagamos la vida cómoda, pues raramente los escuchamos. A menudo hacemos exactamente lo contrario de lo que nos aconsejan y la mayoría de las veces negamos su existencia. Aunque la labor de los ángeles no es fácil, su amor permanece inmutable y su paciencia es infinita. Si nos acostumbramos a la idea de que los ángeles comparten nuestra vida cotidiana, nos daríamos cuenta de que nuestra disponibilidad hacia los demás aumenta y de que somos más sensibles.

Una buena relación con los ángeles presupone una mayor apertura espiritual, una mayor disponibilidad para aceptar a los demás y para entendernos mejor a nosotros mismos.

Se necesita muy poco para cambiar las costumbres. Un pensamiento por la mañana, una sonrisa, una pequeña plegaria pueden ser suficientes para hacer distinta nuestra jornada y para hacernos sentir más serenos y confiados; más conscientes de que no estamos solos y de que no lo hemos estado nunca. Antes de aprender a escuchar a nuestro ángel custodio, es importante saber cómo actúa en relación con nosotros.

Para conducirnos por el camino de la obediencia y del amor, el ángel instaura con nuestra alma una comunicación silenciosa; nos inspira con los pensamientos que nos evitan caer en el error o actuar mal; nos «sugiere» tomar una dirección en lugar de otra, impidiéndonos incurrir en riesgos graves; puede incluso intervenir sobre nuestros recuerdos, haciendo florecer en nuestra mente cosas que tenemos el deber de hacer o, al contrario, alejándonos de otras que no debemos hacer. Nos empuja a reflexionar y a combatir nuestras debilidades, a trabajar por nuestros ideales, a alimentar continuamente nuestra interioridad para evitar que se anquilose.

Por lo tanto, el ángel custodio susurra sus consejos a nuestra alma y no a nuestros oídos. Pero, puesto que nosotros estamos dotados de libre arbitrio, no puede intervenir sobre nuestra voluntad. Somos libres de aceptar o rechazar sus exhortaciones; podemos seguir el camino que él nos indica o perseverar en el error y privar de eficacia su acción. A veces, la presencia de este precioso guí­a no nos evita los accidentes y las situaciones dolorosas, que de todos modos serí­an más numerosas si no pudiéramos contar con su ayuda.

El ángel vigila nuestra alma, pero nos puede ayudar incluso a afrontar los problemas cotidianos y a salvaguardar nuestros intereses materiales, si éstos son importantes para nuestro progreso espiritual. Quien no se preocupa de la existencia de su ángel custodio, o incluso la niega, quien no se dirige nunca a él y no le pide nada, tiene pocas esperanzas de beneficiarse verdaderamente de sus consejos.



Su ángel permanecerá siempre a su lado, deseoso de poder intervenir a favor de su protegido y de acoger sus peticiones, pero su acción se verá siempre desvalorizada porque no conseguirá nunca entrar verdaderamente en comunión con la persona que le ha sido confiada.

Quien, en cambio, se dirige con conocimiento al propio ángel custodio, abriendo su corazón a sus palabras silenciosas, interpelándolo en los momentos de necesidad y buscando el contacto con él, podrá contar con la preciosa ayuda de un amigo fiel. Estamos proyectados totalmente hacia el exterior, pero frecuentemente no tenemos ni tiempo ni espacio para llegar a la percepción de nuestra interioridad.

Escuchar al ángel significa precisamente concederle un espacio de silencio para que pueda ayudarnos a desalojar la zona más pura y a la mente de pensamientos, de tensiones y de las preocupaciones que nos mantienen atados a una realidad que no nos da tregua, para reencontrar finalmente el contacto con nuestro tiempo.

El Lenguaje de los ANGELES

LENGUAJE DE LOS ANGELES


Muchas personas piensan, y algunas sostienen, que los ángeles tienen un lenguaje en particular, pero esto no es así. ¿Qué lenguaje emplean los santos para dar a entender su mensaje, o que lenguaje emplea la Virgen cuando se quiere comunicar con alguien? Generalmente el mismo que habla el sujeto percutiente.

Hay gente que ha hecho un contacto angélico (que no se pone en duda), y ha dicho que el ángel habla en un idioma extraño, fuera de lo normal y no tiene referencia inmediata con ninguno de los idiomas terrestres conocidos.

Así por ejemplo vemos que existen ángeles que tienen nombres extraños sin ninguna traducción. Un ritmo solo de consonantes sin ninguna vocal y pronunciación completamente extraña. Otros tienen, nombres extravagantes o con reminiscencia mística y que se comunican con palabras ininteligibles, solo el sujeto centro de la experiencia dice poder traducir.

Los ángeles no tienen un lenguaje como los humanos, ya que la voz es un fenómeno físico y desde el plano en que ellos están nuestra física no tiene validez. Pueden transmitir un mensaje que nuestra mentalidad decodifica de acuerdo a los valores semánticos de cada idioma original, de cada cultura y lenguaje. Decir que el nombre de un ángel es CXRTGBNM no tiene lógica para ninguno que quiera interpretarlo. Tiene lógica para la persona que mantiene subjetivamente ese nombre o significado, pero para nadie más.

Los nombres tradicionales hebreos nos han llegado a través de la religión y cada país y cada cultura cristianizada le ha puesto la pronunciación propia de su lengua, así es como Mikeiel en hebreo es Miguel en castellano, Mijail en ruso, Michael en inglés, Michel en francés, Michelangelo en italiano y así sucesivamente por todos los idiomas que lo evoquen. En todo caso el más original es aquel en donde se pronunció por primera vez. Y el Arcángel Miguel llega a cualquiera que lo evoque sin importar si su nombre se pronuncia en castellano, inglés o francés.

Para establecer una comunicación angelical no hace falta estar preparado como cuando uno va a una academia a aprender un idioma extranjero, no hace falta adornarse de palabras y significados exóticos que sin ningún sentido tratan de expresar una realidad subjetiva que solo afecta a la conciencia de quien recibe la comunicación. Decir que un ángel le hablo está muy bien. Luego se analizaría el mensaje. Pero decir que hablo en un idioma extraño al que nadie puede descifrar y en todo caso usted solamente puede entender ya tiene otro color el asunto.

Ninguna entidad espiritual verdaderamente elevada se comunicará con un terrestre para que éste no le entienda. Pueden existir comunicaciones incomprensibles, pero no son ángeles. Pueden ser otra cosa, pero ángeles, no son. Cuando se produce una comunicación con un ser elevado el mensaje es fluido, claro sin rodeos y la percepción no se realiza mediante la activación del sentido del oído. Es decir que el sonido espiritual no llega por los oídos. En ese momento se activa un centro energético que está en la coronilla de la cabeza que es también denominado Chacra de la corona y tiene su relación física con la glándula pituitaria. Es este centro el que se activa y el sonido es espectacularmente claro. No existe en la tierra ningún aparato reproductor de sonido que logre semejante nitidez e impresión en la memoria. No necesitaría hacer ningún esfuerzo para recordar pues si la comunicación se estableció y aunque sea una sola palabra haya escuchado, usted jamás podrá olvidar semejante sensación en toda su persona. Pues la impresión es inmensa a comparación con el sonido terrestre e impregna todo su ser.

Si alguien quiere establecer contacto con los ángeles solo debe llamarlos. Por el nombre tradicional o simplemente con el nombre que uno quiera darles. Si el nombre por el que lo llamamos está equivocado, será ese mismo ángel quien lo dirá. Si uno no sabe que nombre darle solamente hable en su idioma y pídale que le revele su nombre. Al cabo de un tiempo usted "oirá" un flujo de pensamiento con el nombre de su ángel.

En cuanto a la comunicación en sí del ángel con usted, esta puede ser de diversas formas. No tiene por qué darse como un flujo de pensamiento ni tampoco recibir en su mente las palabras o los mensajes directos del ángel. Pueden también darse de manera muy sutil, lo importante es que quien reciba el mensaje cuente con alguna base como para interpretar el mensaje del ángel. Según la capacidad y grado intelectual de la persona, el espíritu enviará un mensaje para decodificar o entender de una forma o de otra. Pero no es necesario hacer ningún curso de interpretación de los mensajes angelicales. Todo depende de la capacidad de simbolizar que cada cual tenga.

Intente su mejor comunicación. Intente llegar al mundo del espíritu a través de lo que tiene. Ante Dios no hace falta ninguna falsa vestidura. Mientras los hombres ven el aspecto exterior, Dios observa el corazón.

No se desilusione si al principio no logra tener ningún contacto importante. Los ángeles irán acercándose lentamente, y en todo caso pondrán débiles señales en su camino para dar a entender su presencia, hasta que llegará un momento en que los mensajes serán cada vez más claros y usted disfrutará de un gran enriquecimiento superior el que siempre deberá brindar en beneficio de todas las personas que tome contacto con usted.


Otra recomendación saludable es que no comente sus comunicaciones con los ángeles si las personas con las que habla no creen en ellos, ya que eso lo único que lograría sería un desgaste inútil en usted, mantenga su fe constante y alimente su comunicación espiritual con obras de bien sin hacer demasiado ruido, si un destino de transmisión masiva le toca serán las mismas circunstancias las que se darán naturalmente pero mientras tanto conserve su inocencia que es en definitiva su mejor escudo ante el descredito y la mala interpretación de quien no quiere oír de estas cosas.

CRISTINIANISMO y ANGELES

ANGELES Y CRISTIANISMO


El estudio cristiano de los ángeles parte de la Biblia, el texto sagrado del cristianismo. Las conclusiones principales de la angelología cristiana respecto al origen y función de los ángeles son:

Los ángeles son servidores y ejecutores de la voluntad de Dios. (Génesis 19,1-25)
Son mensajeros de Dios. (Hechos 10,3)

Los ángeles están en presencia de Dios de manera constante (Mateo 18,10). Sus labores son estar atentos a las órdenes de Dios, orar por los seres humanos, adorar a Dios continuamente, vigilar, cantar y pregonar la perfección de Dios. (Apocalipsis 8,3)

Son intercesores entre Dios y el ser humano (Génesis 28,12). También son guardianes, protectores y ministros de la justicia divina.

Existen arcángeles (Judas 9 donde el prefijo αρχ=arc indica supremacía) que se mencionan por nombre en la Biblia: Miguel (Judas 9), Gabriel (Daniel 9,21 / San Lucas 1, 19-26) y Rafael (Tobías 5, 4)

Hay 7 ángeles principales, aunque los nombres de algunos no están dentro del canon bíblico. (Tobías 12,15)

Los angelólogos cristianos dieron a los ángeles jerarquías y funciones según las menciones de ángeles que aparecen en la Biblia.


A principios del cristianismo, los místicos y estudiosos de la angelología se refirieron a libros que en esos tiempos tenían mucha autoridad, pero que luego quedaron fuera de la Biblia. Los libros de Enoch 1, 2 y 3 son ejemplos de estos recursos angelológicos.

Meditacion con ANGELES

MEDITACION CON ANGELES


Practica esta meditación cuando sientas que necesitas protección angelical. No tienes que estar en una situación difícil. Puedes hacerlo en la comodidad de tu hogar, siempre concentrándote en pensamientos de seguridad y paz, bajo cualquier circunstancia.

Encuentra un sitio cómodo y tranquilo, donde tú sepas que estarás sin interrupciones. Practica el ejercicio de relajación con el que te identifiques plenamente. Si de momento no tienes alguno en mente, es suficiente con que tomes unas cuantas respiraciones largas, lentas y profundas para relajarte antes de empezar.

Se recomienda leer todo este ejercicio un par de veces para familiarizarse con los puntos claves antes de seguir adelante.

Visualízate en un capullo de luz dorada. Toma unos instantes para que crees la imagen de esta visualización. Dentro de tu capullo dorado estás colmado con una sensación de paz, fuerza y estabilidad. Imagina que tus pies están colocados firmemente en la tierra (aunque en este momento no lo estén fí­sicamente).

A continuación, visualí­zate rodeado por cuatro ángeles de protección. Si te sientes particularmente vulnerable, puedes imaginar que son los cuatro arcángeles. Visualiza al Arcángel Gabriel caminando enfrente de ti y pí­dele que él sea tus ojos y tus oí­dos y que despeje tu camino. Siente al Arcángel Rafael detrás de ti, protegiendo tu espalda, dándote apoyo e iluminando tus puntos débiles. Pí­dele al Arcángel Miguel que proteja tu lado derecho, usando su espada de la verdad para disipar tus temores y para esclarecer cualquier situación. Imagina al Arcángel Uriel protegiendo tu lado izquierdo con una antorcha de fuego espiritual para desterrar las tinieblas.

Tu propio ángel de la guarda te trae una vara mágica de luz para crear alguna protección adicional. Imagínate a ti mismo apuntando con tu vara mágica enfrente de ti y después girando con tu cuerpo en contra de las manecillas del reloj, trescientos sesenta grados, de modo que puedas dibujar un circulo con tu vara que se juntará con los cuatro puntos ocupados por lo cuatro arcángeles. Cuando haces esto, de repente, surge alrededor tuyo un circulo de fuego espiritual para ayudarte a mantenerte seguro. Obsérvate completamente protegido por un capullo de luz, por los cuatro arcángeles y por un cí­rculo de fuego.

El capullo de luz te da magnetismo. tú eres un imán de lo positivo, de la gente amorosa, de las situaciones armoniosas y las experiencias que reflejan tu potencial espiritual más elevado; al mismo tiempo, tu magnetismo también desví­a cualquier cosa que pueda ser inadecuada, negativa o destructiva para ti. Los Arcángeles están ahí­ para defenderte, guiarte a un sitio seguro y afinar tus sentidos, en especial, tu intuición.  El cí­rculo de fuego refuerza y consolida tu poder, de una manera que te permite crear unos limites adecuados en todas tus relaciones.  Una vez que has terminado este ejercicio, abre tus ojos y agradécele a los Arcángeles por su ayuda y protección. El agradecimiento es como te salga del corazón.

NOTA: también puedes por medio de este ejercicio pedir protección para alguien que ames mucho.  No tienes que decirle lo que vas a hacer.  En cuanto hayas pedido ayuda a los ángeles, haz todo lo posible por soltarlo y relajarte. No te ayudas a ti mismo o a la persona por la que estás pidiendo protección angelical, rodeándolo con pensamientos de preocupación.  En cambio rodéalo con pensamientos de amor.

Los ANGELES SANADORES

ANGEL SANADOR


La sanación es un proceso que se desarrolla en nuestro interior y se manifiesta en el exterior. Sin embargo, podemos recibir  energías sanadoras que llegan desde afuera y que nos ayudarán a activar este proceso interno.

Los Ángeles Sanadores son transmisores de esta poderosa energía curativa. La transmiten directamente a los enfermos o a personas con cualquier ligero desarreglo momentáneo. Estos ángeles  se acercan sutilmente mezclándose entre médicos y enfermeros cuando realizan sus tareas curativas, emanando su energía sanadora sobre el enfermo.

Si invocamos a los Ángeles Sanadores en forma consciente aumentamos su presencia en cualquier  proceso curativo. Es posible que el paciente mismo sienta que alguien lo está tocando por fuera o por dentro, en sus órganos o huesos y manipulando alguna parte de su cuerpo. Puede ser  que sienta también algún pinchazo.

Los Ángeles Sanadores equilibran nuestro cuerpo energético y  trabajan con el cuerpo astral; luego, los resultados de esa tarea se hacen visibles en el cuerpo físico.  Podemos pedir a los Ángeles Sanadores que nos asistan cuando estamos enfermos.  O pedirles que activen la curación de otras personas. También podemos pedirles que colaboren  con nuestros médicos o los de otras personas, durante operaciones u otras prácticas médicas.  Los médicos y terapeutas de todo tipo que piden asistencia a los Ángeles Sanadores, sienten un gran alivio mientras realizan  su tarea. Perciben la maravillosa compañía que los guía al realizar su trabajo.

Muchas veces una enfermedad no es sólo lo que aparenta ser. Hay grandes mensajes ocultos para  descifrar en ella. Es posible que hayamos elegido en forma inconsciente, la enfermedad como  camino para acelerar nuestra evolución, como una manera de purificar, de eliminar toxinas acumuladas dentro de nosotros por acciones pasadas. En general, los humanos no somos conscientes  de haber elegido la enfermedad con algún propósito de aprendizaje, y este concepto puede llegar  a sonar algo raro para nuestras mentes.

El Ángel Sanador le trae también la oportunidad de aprovechar las enseñanzas que tu eventual  enfermedad o síntoma físico están tratando de mostrarte. Estas son señales que nos quieren alertar de algo que es posible cambiar en nosotros, en nuestras actitudes y pensamientos, lo  cual redundará en nuestro beneficio si seguimos la guía de los Ángeles Sanadores.

A veces las enfermedades nos traen mensajes en clave sobre hábitos o creencias que debemos cambiar en nuestro sistema de vida. Si tienes que dejar algún hábito o creencia que ya no te sirve  en la actualidad, aprovecha la asistencia de los Ángeles Sanadores quienes se acercan a ti a  través de esta carta dándote una nueva oportunidad de curación y reparación en cualquier nivel.

El Ángel Sanador emana energía de sus manos que, a su vez, recibe desde lo más elevado. En cuanto te sea posible, date un baño de inmersión preferentemente con hierbas y sales de acuerdo a la zona afectada,  en el que también sumerjas tu cabeza por unos instantes reiteradas veces. La vibración del agua armoniza y ordena el aura. Si usas la ducha mójate completamente de pies a cabeza y permanece bajo el agua el mayor tiempo posible. Mientras  lo haces, recibe la energía sanadora que este ángel derrama en ti a través del agua, y siente  cómo va despejando cualquier bloqueo energético que pudiera existir. Luego vístete con ropas  limpias y perfumadas.

Hay ocasiones en las que tenemos un hijo o pariente con un poquito de fiebre o algún malestar  pasajero. Ya hemos llamado al médico, este lo revisó y le indicó algún tratamiento. Sin embargo  queremos “hacer algo” para ayudar al enfermo.


SÍ deseas hacerlo, realiza primero la purificación personal a través del agua, tal como está explicada en el párrafo anterior. Luego, tras una breve meditación para alinear tus energías, invoca  la presencia de este ángel para que te asista. Solamente permanece al lado del enfermo en esta  actitud de silencio y recogimiento, el ángel obrará por ti.  No olvides agradecer al ángel la energía sanadora que te entrega.

El Angel de LIBRA

ANGEL DE LIBRA


Cariño mío, estoy a tu lado para traerte presentes de mi resplandor. Amor para esparcir en tu vida, en tu espacio, en tu tiempo, en los seres que viven junto a ti, en los que viven lejos de ti, para que puedas derramar esta celestial luz de amor que deberá brotar en ti hoy y siempre. Recibe esta figura angelical, es un recuerdo de mis bendiciones. Cuando quieras sentir mi emanación celestial, háblame con cariño. Recuerda que los ángeles siempre aletean junto a ti.

El Angel de TAURO

ANGEL DE TAURO


Entre aromas celestiales y una suave brisa de amor, aparece Hamabiel para hablarte con palabras tiernas. Cierra tus ojos, aspira la sublime luz de su aura y escucha lo que te dice:

"Cariño mío, quiero llenarte siempre de mi gloriosa emanación de constancia, lealtad y bondad para que tu perseverante naturaleza se desarrolle con amor y para que la refinada belleza que es tu esencia, encuentre una total expresión. Mi luz te permitirá ejercer más tu poderosa voluntad para lograr tus objetivos. Además llego a tu vida para entregarte esta imagen angelical, es un pequeño recuerdo de mi amor por ti. Siempre que desees sentir mi presencia, acaríciala con devoción y de inmediato percibirás mi aroma envolviéndote con amor".

El Angel de ARIES

ANGEL DE ARIES


Con suavidad angelical me acerco a tu espacio para llenarte con mi dulce emanación. Observa los resplandores de mi aura, ¡son vibrantes, llenos de colorido celestial!, y se proyectan en tu vida activando con intensidad tu creatividad, tu dinamismo y tu inspiración para que puedas transmitir a otros el entusiasmo del amor hacia los seres de luz. Ahora cierra tus ojos y visualízame entregándote esta dulce figura angelical. Es un distintivo de mi gran amor por ti. Cada vez que quieras emprender un proyecto nuevo o sentir el consuelo celestial, acaricia suavemente esta pieza y de inmediato tendrás mi respuesta angelical. Recuerda que hay muchos otros ángeles en tu vida, llenándote de luz.

El Angel de SAGITARIO

ANGEL DE SAGITARIO



"Hijo mío, traigo a tu vida nuevas energías de generosidad, comprensión y tolerancia. Vengo para reforzar tus virtudes y llenar tu vida de optimismo para que puedas proyectar la grandeza de tu alma hacia toda la humanidad. Ahora, aspira suavemente mientras recibes esta figura angelical. Decide hoy que cada palpitar de tu corazón será un llamado a mi hueste de amor. Así, presurosos siempre, acudiremos a llenar tu vida de alegría, abundancia y bienestar."

El Angel de ESCORPIO

ANGEL DE ESCORPIO


"Cariño mío, quiero que te acerques a los ángeles para que puedan guiarte y enseñarte cómo deshacerte de las cargas del rencor. Sonríe y piensa en lo bello que es la vida. Piensa en las maravillas que Dios ha formado para ti y a cambio sólo tienes que dar amor. Ahora recibe esta celestial figura angelical, es un recuerdo de mi amor por ti. Háblame siempre que quieras que esté a tu lado. Recuerda, los ángeles te amamos profundamente y siempre estamos cerca de ti".

El Angel de GEMINIS

ANGEL DE GEMINIS


Ambriel, con solemne dulzura, te sonríe y te llena de su emanación de amor, de sus virtudes celestiales, mientras con armoniosa voz te dice: "Quiero llenar tu vida con mi fulgor para que hoy recibas una emisión directa de mi luz, sin barreras, sin obstrucción, para que puedas desarrollar la fecundidad de tu mente, la versatilidad positiva de ideas novedosas que contribuyan a la evolución. Ya no habrá dispersión, sólo comprensión rápida, asimilación del saber celestial. Conserva esta preciosa figura angelical cerca de tu corazón y cuando quieras sentir mi presencia junto a ti, tócala amorosamente y piensa en mí. De inmediato tendrás mi respuesta angelical, pero recuerda: hay muchos ángeles inspirándote con amor".

El Angel de LEO

ANGEL DE LEO


Cierra los ojos y aspira suavemente. Inhala emanaciones de cariño, del amor que los ángeles tenemos por ti. Ahora percibe un sol maravilloso de cuyos poderosos rayos emerge una figura celestial... es el ángel Verchiel, que entre doradas emanaciones le habla dulcemente a tu alma y dice: "Hijo mío, el sol hoy brilla para bañarte con mi esencia, para que pongas tu atención en el reino angelical y permitas que mis emisarios divinos depositen en tu vida dones de generosidad, vitalidad, dignidad y grandeza, virtudes que tú conoces y que siempre deberás prodigar. Ahora aspira intensamente mi amor mientras extiendes tus manos para recibir esta figura angelical. Cada vez que quieras mi presencia tócala cariñosamente y háblame. Haz esto con frecuencia y más ángeles llegarán a tu vida para brindarte felicidad".

El Angel de CAPRICORNIO

ANGEL DE CAPRICORNIO


Traigo a tu vida bendiciones divinas para que seas completamente feliz, sólo debes poner tu atención en las bondades de nuestro padre celestial y desearlas para toda la humanidad. De esta manera, multiplicadas, a ti te llegarán. Como un recordatorio de los dones reservados para ti, te entrego esta figura angelical, un símbolo de mi presencia siempre a tu lado. Recíbela con ternura. Ahora inhala profundamente mientras visualizas torrentes de luz dorada que llenan tu alma, y confía que siempre te inundará la dicha del amor, de la fe, de la constancia y de la bondad. Ahora, con la seguridad del triunfo, sonríe dulcemente y descansa en mi angelical abrazo mientras acaricio con ternura tus sienes. Recuerda que los ángeles caminamos junto a ti.

El Angel de CANCER

ANGEL DE CANCER


¿Puedes percibir mi celestial resplandor envolviéndote con amor? Cierra tus ojos y aspira lentamente, visualiza mis destellos de plata y oro mientras te digo con dulce y melodiosas voz: "Llego para bendecir tu vida con mi esencia celestial, para nutrir tu alma con mi luz, activar más tu percepción y tu intuición y para darte una productiva imaginación. Absorbe las bendiciones que deposito directamente en tu alma. Ahora extiende tus manos y recibe esa figura angelical, es un símbolo que conjunta mi gran amor por ti. Representa nuestro vínculo de unión. Cada vez que te acuerdes de mí, acaríciala dulcemente y de inmediato sentirás la suave brisa de mi presencia junto a ti.

El Angel de PISCIS

ANGEL DE PISCIS


"Hoy es día de júbilo para el reino celestial, porque me es permitido llegar a tu vida para cubrirte con mi luz. Cierra tus ojos y observa cómo se derraman en tu espacio emanaciones doradas de fe, esperanza, paz, serenidad y muchos otros dones que serán tu apoyo para que tú guíes a otros hacia la conciencia espiritual. Proyecta la nobleza de tu alma en todas tus obras y recuerda que esta figura angelical representa el amor que yo guardo por ti. Cuando quieras más luz de mi aura para conducirte en la vida, piensa en mí y tócalo amorosamente. Así, presto volaré a tu lado y de inmediato sentirás mi presencia cubriéndote con amor".

El Angel de VIRGO

ANGEL DE VIRGO


Ven cariño mío, pon tu atención en la gloria divina del mundo donde habitamos los seres de luz. Es sublime, armonioso y lleno de alegría angelical. Es aquí donde hoy quiero que disfrutes del maravilloso estado del amor. Ven a este lugar celestial, a este estado de conciencia donde el amor es eterno, puro, completo, incondicional. Aspira profundamente. Ahora visualiza nubes gloriosas, luces, resplandores de felicidad y recibe este recuerdo de tu estancia aquí, este suvenir celestial. Tómalo para que me recuerdes siempre con amor. Piensa en mí con frecuencia. Te amo con toda mi naturaleza angelical.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...